Repara las puntas abiertas

Las puntas abiertas son el enemigo de toda melena que se precie. Seas hombre o mujer, rubia o moreno, las puntas abiertas son un verdadero fastidio. Estás tú tan feliz con tu pelo largo larguísimo pensando lo mucho que le queda por crecer y de repente te das cuentas de que las puntas están rígidas, sin vida. Así que te resignas y vas a la peluquería. Y aunque digas que te corten solo las puntitas sabes que cuando salgas de allí tu pelo de sirena habrá quedado reducido a un corte “bob” y eso con suerte. Aunque claro, para tener un pelo largo triste y apagado quizás es mejor tenerlo cortito y sano.

Pero no todo es blanco o negro y aunque está claro que un cortecito de pelo de vez en cuando es bueno, puedes retrasarlo y cuidar tu pelo para evitar que se estropee con mascarillas y otros cuidados. Para cuando notes que empiezas a tener las puntas estropeadas, te dejamos una receta super fácil que ayudará a repararlas. Sólo necesitarás tres ingredientes que seguramente tienes en tu cocina y media horita de nada (algo más si eres un poco torpe como nosotras y ensucias toda la cocina para mezclar tres cosillas). ¡Vamos allá!

Para esta mascarilla necesitarás:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1’5 cucharadas de miel
  • la yema de un huevo

Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una crema homogénea y aplícalo en el cabello de medios a puntas (o sólo en las puntas, depende de como tengas el pelo). Extiende la mezcla de mechón en mechón. Esta mascarilla es muy pegajosa así que  es mejor que cojas poco pelo de cada vez, porque una vez que la aplicas es bastante difícil extenderla. Para que haga más efecto, divide tu pelo en dos partes y envuélvelas con film transparente o unas bolsas de plástico. De esta forma, evitarás que la mascarilla se seque en contacto con el aire y hará más efecto. Espera media hora y lávate el pelo con normalidad. Cuando usas una mascarilla de huevo como esta, es mejor que te aclares el pelo con agua fría antes de lavártelo ya que el agua caliente puede endurecerla y hacer más difícil su eliminación.

summerfield-336672_1920

¿Cómo descubrimos esta mascarilla? Pues navegando por internet. Queríamos una solución para las puntas abiertas sin tener que pensar en cortarnos el pelo y encontramos muchas mascarillas diferentes. Los ingredientes que más se repetían eran huevo, miel y aceite. La yema de huevo es rica en proteínas lo que hace que el cabello se vuelva más fuerte y menos quebradizo, el aceite de oliva tiene propiedades regeneradores y es un potente hidratante y por último, según lo que hemos leído, la miel aporta brillo y protección contra la sequedad al cabello debido a sus vitaminas y otros componentes. Así que una mezcla de estos tres ingredientes parecía la opción perfecta.

Esperamos que os haya gustado esta entrada y si probáis esta mascarilla contadnos que os ha parecido en los comentarios.

¿Qué haceis vosotr@s para cuidar vuestro pelo? ¿Sois más de pelo o de un estilo más rapunzel? 

Besosoos

C&C

 

Anuncios

4 comentarios sobre “Repara las puntas abiertas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s